English/InglÚs
RUEDA ARMÓNICA

"Página principal"
Ábaco Musical - Vídeos
Rueda Armónica - Vídeos
IMPROCHART - Vídeos
CD "Puesta de Sol"
Venta Online  

RUEDA ARMÓNICA: UTILIDADES

NIVEL1: FUNDAMENTOS DE TEORÍA DE LA MÚSICA

1. Notas musicales
2. Intervalos
3. Inversión de los intervalos
4. Intervalos y rueda armónica
5. Escalas mayores
6. Escalas mayores y rueda armónica
7. Escalas menores
8. Mapa de las tonalidades

NIVEL 2: FUNDAMENTOS DE ARMONÍA

9. Acordes mayores y menores
10. Acordes aumentados y disminuidos
11. Acordes de 4 notas
12. Acordes y escalas
13. Localizador de acordes y sistema bimodal
14. Escalas pentatónicas. Propiedades
15. Escalas disminuidas y acordes asociados
16. Escalas hexatónicas y acordes asociados

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR

APLICACIONES DE LA RUEDA ARMÓNICA

Ejemplo de Composición
Modulación: Acordes Puente
Sistema de Ejes de Béla Bartók
Cambios de Coltrane

APLICACIONES DE IMPROCHART

IMPROCHART: Guía del Usuario
Ejemplos de Improvisación

RESÚMENES

Póster Rueda Armónica e IMPROCHART
Panfleto Rueda Armónica e IMPROCHART

OTRAS SECCIONES

Publicaciones
Contacto
 

4. INTERVALOS Y RUEDA ARMÓNICA

El determinar qué intervalo hay entre dos notas cualesquiera es una de las primeras complicaciones que surgen cuando uno comienza el estudio de la Música. Sin embargo, esta tarea se simplifica notablemente utilizando la Rueda Armónica. En este capítulo vamos a ver cómo.

En la Rueda Armónica, las Notas Musicales se han representado en COLOR NEGRO y las parejas de notas enarmónicas se han representado poniendo una nota justo encima de la otra. Por otra parte, las notas se han colocado de manera que cada nota está conectada, mediante líneas rojas, con las 6 notas con las que forma Intervalos Consonantes.

Como se ha explicado previamente, los Intervalos Consonantes son combinaciones de 2 notas que, tocadas simultáneamente, producen una sensación de armonía, reposo y estabilidad. Y, aparte del unísono y la octava, son la 5ª J, la 3ª M y la 3ª m, así como sus inversiones.

En la Rueda Armónica, cada uno de estos intervalos consonantes se ha representado mediante un tipo de línea diferente. Así, se han usado Circunferencias para los intervalos de 5ª J (y su inversión, la 4ª J); Radios, para los de 3ª m (y su inversión, la 6ª M); y Espirales, para los de 3ª M (y su inversión, la 6ª m). En la figura 3 pueden verse estos tres tipos de líneas.



Circunferencias: 4ª J, 5ª J


Radios: 3ª m, 6ª M


Espirales: 3ª M, 6ª m

Figura 3. Líneas empleadas para representar los intervalos consonantes.

Como ejemplo, en la figura 4 puede verse la nota Mi y las 6 notas con las que forma intervalos consonantes, que son:

  • La y Si, a intervalos de 4ª J y 5ª J, respectivamente, y situadas en la circunferencia que pasa por la nota Mi. Si recorremos la circunferencia hacia la derecha tenemos intervalos de 5ª J y, si la recorremos hacia la izquierda, de 4ª J. (Descartamos la enarmonía Do porque no forma con Mi un intervalo de 5ª, sino de 6ª).

  • Sol y Do, a intervalos de 3ª m y 6ª M, respectivamente, y situadas en el radio que pasa por la nota Mi. Si recorremos el radio hacia arriba tenemos intervalos de 6ª M y, si lo recorremos hacia abajo, de 3ª m. (Descartamos la enarmonía Re porque no forma con Mi un intervalo de 6ª, sino de 7ª).

  • Do y Sol, a intervalos de 6ª m y 3ª M, respectivamente, y situadas en la espiral que pasa por la nota Mi. Si recorremos la espiral hacia la derecha tenemos intervalos de 3ª M y, si la recorremos hacia la izquierda, de 6ª m. (Descartamos la enarmonía La porque no forma con Mi un intervalo de 3ª, sino de 4ª).

Figura 4. La nota Mi y las 6 notas con las que forma intervalos consonantes.

NOTA: Todas las indicaciones realizadas en COLOR AZUL CLARO se han incluido con fines ilustrativos y no aparecen en la Rueda Armónica.

Estos 3 tipos de líneas nos permiten, además, conocer de forma sencilla qué intervalo hay entre dos notas cualesquiera. Para ello, basta con que nos fijemos en los intervalos Mayores (de 3ª y 6ª) y Justos (de 4ª y 5ª). Las direcciones en que se encuentran estos intervalos con respecto a una nota cualquiera son siempre las mismas y son fáciles de memorizar. En la figura 5 se han señalado estos intervalos a partir de la nota Mi.

Figura 5. Intervalos de 3ª M, 4ª J, 5ª J y 6ª M a partir de la nota Mi.

Por comparación con estos 4 intervalos podemos determinar qué intervalo forma la nota Mi con cualquier otra, salvo si se trata de una 2ª o su inversión, una 7ª. Pero, para estos dos casos, basta con recordar que el intervalo de 2ª M tiene 1 T.

El procedimiento a seguir consiste en determinar, en primer lugar, el número ordinal del intervalo buscado y, en segundo lugar, su calificativo. Si seguimos este orden, no tendremos que preocuparnos de las enarmonías que puedan aparecer. Veamos algunos ejemplos:

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a Sol? Es una 3ª. Por tanto, seguimos la línea de la 3ª M y comparamos con el Sol que hay en su extremo. Como éste es un Sol, eso significa que de Mi a Sol hay una 3ª M, por lo que de Mi a Sol habrá una 3ª m.

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a Do? Es una 6ª. Por tanto, seguimos la línea de la 6ª M y comparamos con el Do que hay en su extremo. Como éste es un Do, eso significa que de Mi a Do hay una 6ª M, por lo que de Mi a Do habrá una 6ª m.

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a Si? Es una 5ª. Por tanto, seguimos la línea de la 5ª J y comparamos con el Si que hay en su extremo. Como éste es un Si natural, eso significa que de Mi a Si hay una 5ª J, por lo que de Mi a Si habrá una 5ª d.

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a La? Es una 4ª. Por tanto, seguimos la línea de la 4ª J y comparamos con el La que hay en su extremo. Como éste es un La natural, eso significa que de Mi a La hay una 4ª J, por lo que de Mi a La habrá una 4ª A.

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a Re? Es una 7ª. Su inversión, de Re a Mi, tiene 0,5 T, por lo que éste es un intervalo de 2ª m. Por tanto, de Mi a Re habrá una 7ª M.
En caso de que la primera nota del intervalo esté alterada, comenzaremos considerando esa misma nota sin alterar y después incluiremos el efecto de la alteración. Veamos un par de ejemplos de esto:
  • ¿Qué intervalo hay de Mi a Sol? Comenzamos considerando el intervalo de Mi a Sol, que es una 3ª. Y, siguiendo el procedimiento anterior, vemos que es una 3ª M. Por tanto, de Mi a Sol habrá una 3ª A.

  • ¿Qué intervalo hay de Mi a La Comenzamos considerando el intervalo de Mi a La, que es una 4ª. Y, siguiendo el procedimiento anterior, vemos que es una 4ª d. Por tanto, de Mi a La habrá una 4ª dd.
Capítulo anterior Capítulo siguiente

 

Copyright © 2007. Reservados todos los derechos.